sábado, 1 de julio de 2017

Pequeñas injusticias espaciales.

La vida
es una sucesión
de pequeñas injusticias espaciales.
Yo desnudo en la cama
pensando en ti
y tu a cien camas de distancia
sin poder dormir.
Tu siempre en mi corazón,
yo nunca en el tuyo.
Rara vez
el frio espacio es justo.
Mi polla en ti
y mi cabeza en otra parte.
Mis labios
sobre la piel equivocada.
Tu corazón
en tierra de nadie.

miércoles, 7 de junio de 2017

Viejo, feo, jodido y gordo.

Me siento solo
sin estarlo.
Me siento viejo,
feo, jodido, gordo,
una buena polla
pegada a un ser
prescindible.
Percibo a los demás
como cometas,
girando de sus egos
a sus genitales,
en el vacío de su apatía
y la gravedad de su ignorancia,
giran y giran,
a veces hasta brillan,
pero tampoco demasiado.
Empalmo cigarrillos,
con su cálido
y dulce humo
te escribo poemas,
que nunca leerás.

sábado, 27 de mayo de 2017

No hay palabras.

No hay palabras
para después del amor.
No hay palabras
que llenen el hueco
que dejaste en mi cama,
que dejaste en mi alma.
No hay palabras
para llenar el silencio,
para llenar la noche.
No hay negro
que llene el blanco
del folio, del techo,
de las nubes
que cubren mi cielo.
No hay palabras
que llenen todo
lo que nos unió
y lo que hoy nos separa.


lunes, 15 de mayo de 2017

La sinfonía de Venus.

Las musas
nunca me bendijeron
con talento musical,
pero aprendí a tocarte.
Recorrí todas tus escalas,
te arranqué notas
e inprovisé sinfonías.
Te toqué,
con la suavidad del viento,
con el ansia de la cuerda,
con la dureza de la percusión.
¿Cómo tamaña orquesta
cabe en cuerpo tan pequeño?

martes, 9 de mayo de 2017

Cucarachas

Te eché de mi vida
y ahora te echo
de menos.
Ahora que no sabes
si mis versos
van por ti,
no dejo de pensar
en tu cuerpo.
Sé que las cucarachas
te quitan el sueño,
mas que mi ausencia.
Sé que ya no
nos pertenecemos.

viernes, 14 de abril de 2017

Siete años.

Siete años,
menos seis meses
que nos robaron.
Siete años
de dormir
a tu lado.
Siete años
de luchar
por las mantas,
de compartir
cuarto de baño.
Siete años
de amarte
y de engondar gatos.
Siete años
de cosquillas,
de hacernos rabiar,
de ser tu y yo
contra el mundo.
Siete años
y la última
de mis siete vidas,
a tu lado.

jueves, 6 de abril de 2017

Lo hice por amor

Cuándo la parca
venga a buscarme,
me gustaría poder decir
que todo lo que hice
lo hice por amor.
Que cada arma
que cogí,
que todas las bragas
que bajé,
que la pluma
que esgrimí,
y la espada
que enfundé,
fue por algo
que no era yo mismo.
Quizá a veces
no fue así,
pero ojalá poder poner
en el último verso
antes del punto y final,
lo hice por amor.

martes, 21 de marzo de 2017

Vaso medio vacío.

Mi alma,
como un vaso
medio vacío.
Lo intento llenar,
con palabras,
con mujeres,
con la bebida,
contigo.
Parece que crezca,
cada noche,
sin prisa ni pausa,
o quizá solo crezca
mi maldita sed.

domingo, 12 de marzo de 2017

Imperfecto desconocido.

Escribo a diario
lo que no te supe decir
y paso las noches
dando a otras
lo que no te di.
Es mas fácil extrañarte
que estar contigo,
y poco a poco
vuelvo a ser para ti
un imperfecto desconocido.
Mañana romperé mis papeles
para no romper un corazón
que nunca fue mío.

sábado, 11 de marzo de 2017

Donde nunca he estado.

He estado en tu corazón,
o eso me gusta pensar.
También recorrí tus labios,
tu blanca piel
y tus rincones mas profundos.
Pero hay una parte de ti
que siento que nunca he tocado,
algo detrás de tu mirada,
algo que se me escapa
como arena entre las manos.
Ese pequeño rincón,
esa cara oculta de tu vida,
dónde nunca me has invitado.

lunes, 6 de marzo de 2017

Quédate con el Sol.

Quédate
con los rojos atardeceres,
y para mi las largas noches
de tu ausencia.
Quédate con el Sol
de mis mañanas,
que yo me quedaré
con la luz de tu mirada.
Quédate con los días sin mi,
me conformo
con una vida contigo.
Quédate todo,
pero quédate conmigo.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Tu mirada.

Quítate el maquillaje,
las gafas, la ropa.
Quítate las palabras,
la educación, la experiencia,
los años, la piel.
Quédate sólo
con tu mirada
Mírame como yo
nunca supe verme,
enséñame a ver
como tu lo haces.
Déjame perderme
en ella otra vez.

domingo, 22 de enero de 2017

Tocarte

Quisiera,
aunque sólo sea
una vez mas,
tocarte.
Arrancarte las notas
que no se sacarle
a mi vieja guitarra.
Darte placer
una vez y otra,
mientras gimes
y muerdes mi almohada.
Que durante un momento
solo existan para ti
mis manos,
mis labios,
mis dientes,
mi pene.
Bañarnos una y otra vez
el uno en el otro.
Dormir dentro de ti
de puro cansancio.
Y que aunque nunca
vuelva a suceder,
que en mitad de la noche
te asalte el recuerdo
de que una vez te toqué.

sábado, 21 de enero de 2017

Mártires.

No soy digno
de que entres en cama
pero una palabra,
un beso,
una caricia,
o un simple gesto,
bastará para sanarme.
Somos dos ladrones
clavados a una misma cruz,
tocando nuestras heridas
para no creer
el uno en el otro.
Negándonos tres veces
antes de que el gallo cante,
ésta noche,
consumiremos nuestra carne
y derramaremos sangre ajena,
para olvidar por un segundo
nuestros pecados.

miércoles, 18 de enero de 2017

Te escribiré.

Te escribiré
los versos mas apasionados
con mi sangre,
con mi saliva,
con mi semen,
usando cada milímetro
de tu pequeño cuerpo
como papel.
Un verso
por cada vez
que te he decepcionado,
por cada noche de anhelo,
por cada amanecer sin tu piel.

lunes, 16 de enero de 2017

Darte todo.

Quisiera colmarte
de caricias,
de besos,
de canciones.
Desgastarme
los labios
y los dedos
sobre tu blanca piel.
Darte todo
lo que no supe recibir.
Porque perderme en ti
es la única manera
de encontrarme.

sábado, 14 de enero de 2017

Solo hay dos cosas.

Para mi solo hay dos cosas:
Las palabras con las que juego,
las palabras que me dices
y las que no,
las palabras que me inspiras,
las palabras que te confío
y las que callo.
Luego está tu carne,
la que te hace real,
la que te hace inalcanzable,
la que te hace cercana,
la que siento cálida y dulce,
la que siento distante,
la que se pone de gallina
con mis caricias,
la que no quiere que la toque.
Sólo dos cosas
quizá haya muchas otras,
pero en mitad de la noche
ninguna de ellas importa.

miércoles, 11 de enero de 2017

Valió la pena.

No fui el primero
de la clase,
tampoco marqué nunca
un mísero gol.
No gané
ninguna guerra,
ni escapé
de la cárcel.
Pero estuve,
aunque sólo fuera
por un instante,
en tu corazón,
y eso sí valió la pena.

domingo, 1 de enero de 2017

Frontera.

Pienso en tu piel,
blanca, suave, perfecta,
la mas dulce
de las fronteras.
Quiero volver a estar
bajo ella.
Deseo vivir
en lo mas profundo
de tu vientre,
en tu corazón
y en tu cabeza.
Pero tengo miedo,
de perderte,
de tenerte,
de que sea igual,
de que no sea lo mismo.

Entre nosotros.

El tiempo pasa,
como hojas secas
arrastradas por el viento,
pero no para mi.
Me quedé atrapado
en la fría distancia
que hay entre nosotros.
Una vez mas
volverás a mi cama
y será como si nunca
te hubieras ido,
aunque no tengo muy claro
si en realidad has estado.